headerphoto

Lago Natron



Sería muy tentador hacer una entrada monográfica de este peculiar rincón del planeta, pero es un lugar tan fantástico que más de uno pensaría que se trata de un mero retoque fotográfico. Volamos hasta Tanzania (África) para conocer un gran lago de aguas rojizas, custodiado por seis volcanes y de muy difícil acceso, el Lago Natron.

Digno de aparecer en las mejores novelas de aventura, en este lago de aguas salinas sólo son capaces de sobrevivir tres seres vivos: las algas que le dan el característico color, los flamencos y una especie de pez endémica de la zona. Durante la época de lluvias la concentración de algas es mucho menor pero cuando el nivel de las aguas desciende se convierte en un lugar onírico y a la vez hostil, una vasta extensión de aguas rojas cuarteadas y orillas colmadas de carbonato sódico en forma de espuma blanca.

Además como ya mencioné antes es la zona de anidación del flamenco menor, así que se llegan a reunir cientos de miles que se alimentan de las algas, en la película "Memorias de África" Karen y Denys sobrevuelan en una avioneta el lago y se pueden ver grandísimas bandadas alzando el vuelo.

Un lugar onírico y digno de ser visitado pero muy hostil y peligroso, donde es fácil desorientarse y donde prima la ley de la naturaleza.

1 comentarios:

Antonio dijo...

Wow!! mola, cuando dices que vas? que yo voy!

Publicar un comentario